Esta receta me la dijo mi hija Carmen que la había comido en un restaurante y le gustó mucho. Yo la hice según me explicaba ella y al final resulta que la hacemos bastante porque nos gusta a todos, es supersana y fácil.

NECESITAMOS:
4 Huevos (para 4 personas)3 Cebolletas de las redondas, no de las alargadas
1 bote de Maíz dulce Bonduelle de 150 gr
350 gr de Arroz redondo normal
Sal
Pimienta recién molida
2 hojas de laurel
Agua para cocer el arroz

 

ELABORACIÓN:
En una olla ponemos agua abundante a cocer con dos cucharadas de sal y el laurel. Cuando esté hirviendo echamos el arroz y lo mantenemos durante 20 minutos.
Mientras se cuece el arroz, en una sartén ponemos las cebolletas picadas. Rehogamos bien y añadimos el maíz escurrido. Cocinamos hasta que se dore un poco, y apartamos.

En un plato batimos los cuatro huevos a los que añadimos 4 pizcas de sal y reservamos. Cuando el arroz esté listo lo escurrimos y, sin lavarlo, lo echamos en la sartén, que volvemos a poner a calentar a fuego medio. Espolvoreamos un poco de pimienta.

Le damos unas vueltas y cuando esté rehogado añadimos los huevos. Removemos para mezclar bien el huevo y dejamos hacer el huevo a fuego mínimo 1 minuto. Probamos el punto de sal y si está bien dejamos reposar un pelín y a comer…

 

¡QUE APROVECHE!