Receta muy veraniega. Que podemos dejar hecha y cuando volvamos de la playa o de la piscina entra estupendamente. Llena bastante, así que nosotros la tomamos como plato único.

NECESITAMOS:
3 Tomates medianos para ensalada (para 4 personas)
2 pepinos de buen tamaño
1 ajo gordo1 cucharadita de cominos
1 cucharadita de sal
4 o 5 cucharadas soperas de Aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de vinagre
300 gr de arroz
Otra cucharadita y media de sal
2 hojas de laurel
1 latita de anchoas (opcional)

 

ELABORACIÓN:
Cortamos los tomates en cuadraditos y los ponemos en un bol. Hacemos lo mismo con los pepinos y se lo añadimos a los tomates.

Prensamos el ajo con un prensajos, y si no tenemos lo picamos muy, muy fino. Se lo añadimos al bol del tomate con el pepino. Removemos bien y aliñamos como una ensalada con aceite, vinagre y sal. Añadimos una cucharadita de cominos, mezclamos bien y reservamos en la nevera.

Si nos gustan las anchoas podemos picar las de una latita y añadirlas a la ensalada antes de guardarla en la nevera. En casa como a mis hijas no les gusta, las pongo en un platito para el que quiera a la hora de servirla.
Cocemos el arroz con agua, sal y laurel durante 20 minutos. Pasado este tiempo lo escurrimos y lo pasamos por agua del grifo para quitarle un poco el almidón.

Y ahora procedemos a montar el plato: en un bol pequeño, como para gazpacho más o menos, echamos arroz para 1 comensal, le ponemos el plato llano grande encima y le damos la vuelta para que quede el arroz en el centro. Ponemos alrededor del arroz la ensalada que hemos removido previamente, y que teníamos preparada. ¡Listo!

 

¡QUE APROVECHE!