Este es el bizcocho que más le gusta a mi hija María, por eso lo hago muy a menudo y porque es muy fácil.

NECESITAMOS:
3 Huevos
1 Yogurt natural
1 Medida del vaso de yogurt de aceite de girasol2 Medidas del vaso de yogurt de azúcar (a veces la uso moreno)
3 Medidas del vaso de yogurt de harina
1 Sobre de levadura (yo uso la de royal)
1 manzana Golden grande

 

ELABORACIÓN:
Ponemos a precalentar el horno a 180º.

Untamos un molde (yo suelo usar uno rectangular de plumcake) de mantequilla y le espolvoreamos harina, para que el bizcocho no se pegue. Reservamos.

En un bol ponemos los huevos, el yogurt, el aceite, el azúcar, la harina y la levadura. Con cuidado, batimos bien con la batidora o con varillas hasta que esté todo muy bien mezclado. Cuanto más tiempo mejor.

Echamos la mezcla anterior en el molde.

A continuación pelamos la manzana, la partimos por la mitad, la descorazonamos y partimos cada parte en cuatro. Superponemos los trozos de manzana encima de la masa a lo largo.

Metemos el molde en el horno 30 minutos. Transcurrido este tiempo pichamos el bizcocho con una varilla, y si sale limpia ya está, y si no lo dejamos unos minutos más. Si vemos que se nos dora mucho por arriba pero el bizcocho no está listo, le ponemos por encima un papel de aluminio para que no se queme.

La manzana queda introducida dentro del bizcocho y le da una jugosidad estupenda.¡Está muy rico!

Nota: Si nos gusta la canela le podemos añadir a la masa una cucharadita y mezclarla bien junto con todos los ingredientes. Sabe riquísimo.