A mis hijas les tengo que disfrazar el pescado para que lo coman, y esta es una buena manera. Como segundo plato o para cenar con una ensaladita es estupendo.

Para el adobo:

NECESITAMOS:

1 Kg. De Cazón (para 4 personas)
1 cucharada de Pimentón
1 cucharada de Orégano1 cucharadita de Cominos
180 ml. De Vinagre
1 cucharadita y media de sal
½ l. de Agua

ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol el agua, el vinagre, el pimentón, el orégano, el comino, y 1 cucharadita y media de sal. Removemos muy bien y añadimos el cazón, al que le hemos quitado los huesos y las partes blancas que vienen pegadas a la piel.

Tapamos y reservamos hasta que lo vayamos a freír. Yo, normalmente, lo hago de un día para otro. En adobo, el pescado aguanta en la nevera hasta 3 días.

 

Para freírlo:

NECESITAMOS:
Aceite
Harina
Cazón adobado

ELABORACIÓN:

Una vez adobado el cazón, removemos y lo ponemos a escurrir para que suelte bien el agua. A continuación lo pasamos por harina y lo dejamos en papel.

Ponemos una sartén con abundante aceite a fuego fuerte y freímos el adobo.

Lo sacamos y lo ponemos en papel de cocina para quitar el aceite sobrante.

Lo ponemos en una bandeja y ¡listo!

 

¡Que aproveche!