Para esta receta es mejor usar el codillo salmuerizado, que tiene más sabor que el semicocido que hoy he usado yo porque no había del otro.
En casa gusta mucho, acompañado de puré de patatas y una ensalada.

NECESITAMOS:
2 codillos salmuerizados (para 4 personas) o semicocidos. Este último lo vende Mercadona.4 o 5 hojas de laurel
1 cebolla mediana
Un puñadito de pimientas negra
½ cucharadita de canela

 

ELABORACIÓN:
Quitamos el plástico a los codillos y los lavamos bajo el grifo de agua.

En una olla rápida o exprés grande metemos los dos codillos y los cubrimos de agua. Añadimos la cebolla, el laurel, las pimientas y la canela. Cerramos la olla y cuando esté al máximo lo mantenemos 45 minutos. Apagamos el fuego y dejamos que se enfríe sola la olla, sin echarle agua por encima para enfriarla antes.

Cuando ya se pueda abrir la olla, sacamos los codillos en una fuente grande y lo acompañamos con un buen bol de puré de patatas y listo…

 

¡Que aproveche!