En casa, a mis hijas, la coliflor no les gusta pero así gratinada y con la cebollita y el bacon nos la comemos fenomenal, y es que esta riquísima. Como primer plato resulta estupenda.

NECESITAMOS:
1 coliflor mediana o pequeña (para 4 personas)
1 patata mediana o dos pequeñas1 vaso de leche
200 gr de bacon (opcional)
1 cebolla grande
Sal
600-700 gr de bechamel (que la podemos hacer o comprar hecha)
Queso para gratinar (opcional)

 

ELABORACIÓN:
Ponemos en una olla a cocer la coliflor en ramos pequeños y la patata troceada en agua junto con el vaso de leche y una cucharada de sal y sin tapar a fuego medio fuerte durante 20-25 minutos a partir de que hierva.

Mientras tanto partimos en tiras el bacon y lo doramos en una sartén sin nada de aceite. Reservamos.

Picamos la cebolla y la pochamos en dos cucharadas de aceite. Reservamos.

Cuando la coliflor y las patatas estén tiernos las ponemos a escurrir bien y después las disponemos en una fuente de horno. Por encima echamos la cebolla pochada y a continuación el bacon.

Hacemos la bechamel (clarita) o la que hayamos comprado y la ponemos por encima del bacon. Espolvoreamos con queso para gratinar y horneamos hasta que el queso esté dorado y listo…

 

¡QUE APROVECHE!