Esta receta de ensalada de arroz es especial, ya que el salmón ahumado y los langostinos le dan un toque diferente. Está muy rica y la servimos acompañada de tomate troceado que no mezclamos con toda la ensalada porque si nos sobra, se puede guardar durante unos días en la nevera. Si le pusiéramos el tomate dentro de la propia ensalada habría que comérsela en el día porque el tomate troceado se estropea rápidamente.

NECESITAMOS:
½ kg de arroz basmati (6-8 personas)
300 gr de salmón ahumado
600-700 gr de langostinos cocidos
50 gr de queso curado de cabra en taquitos pequeños
50 gr de pepinillos en vinagre troceados
600 ml de mayonesa
3 huevos duros
Vinagre
2-3 tomates de ensalada
Sal
Agua para cocer el arroz

 

ELABORACIÓN:
Lavamos el arroz bajo el chorro de agua fría para que suelte el almidón hasta que el agua del recipiente del lavado esté prácticamente transparente. Dejamos reposar en agua 10 minutos y esto hará que el grano cueza antes y se mantenga más firme y entero.

Ponemos a cocer a fuego medio-suave partiendo del agua fría en el que lo teníamos en remojo y añadimos agua, si hiciera falta, hasta que lo cubra un dedo por encima del arroz. Ponemos una cucharadita de sal. Cocemos durante 15 minutos. Reservamos y dejamos que se enfríe.

Cocemos los huevos en agua con un poco de vinagre durante 10 minutos a partir de que empiece a hervir.

Troceamos el queso, los pepinillos, los langostinos (previamente pelados), los huevos duros y el salmón.

Añadimos el arroz poco a poco y a la vez la mayonesa. Si vemos que es mucho arroz no lo ponemos todo y lo que sobre lo podemos rehogar con ajitos y tomarlo como guarnición de una carne o pescado.

Volcamos toda la preparación en una fuente y la cubrimos con mayonesa. Lo guardamos en la nevera para que se enfríe al menos 2 horas.

Cuando lo vayamos a comer, troceamos los tomates en cuadraditos y los salamos.
Servimos la ensalada acompañada del tomate troceado y listo…

¡Que aproveche!