Esta es una forma de tomar huevos diferente a lo habitual, sencilla y rica.

NECESITAMOS:
½ de Pimiento Rojo picado
¾ de Pimiento Verde picado
¾ de Cebolla picada
6 Huevos
Sal
Pimentón
Aceite de oliva
Vinagre

ELABORACIÓN:
En una olla con agua echamos los huevos, a los que les hemos hecho un agujerito picando con un cuchillo con punta la parte más redondeada del huevo, junto con un chorro de vinagre (3 o 4 cucharadas soperas) para evitar que el huevo se salga de la cáscara. Lo ponemos a cocer a fuego fuerte, y cuando empiece a hervir los tenemos 10 minutos. Pasado este tiempo los sacamos del agua y los dejamos enfriar.

Mientras se cuecen los huevos preparamos la vinagreta. Para ello ponemos en un bol el pimiento rojo, el verde y la cebolla picados y le añadimos una cucharadita de sal, 3 cucharadas de vinagre, 1 cucharada y media de pimentón, y medio vaso de aceite. Mezclamos bien, probamos y rectificamos la sazón si hiciera falta.

Una vez enfriados los huevos, los pelamos, los lavamos bajo el chorro del grifo y los partimos por la mitad, disponiéndolos en una fuente y con la yema hacia arriba. Le ponemos por encima de cada huevo la vinagreta que teníamos preparada y listo…

¡Que aproveche!