En casa nos gusta mucho las manzanas asadas, son sanísimas y un postre estupendo. Nosotros, a veces, también las tomamos para merendar.

NECESITAMOS:
6 Manzanas reinetas de buen tamaño (para 6 pas.)
Azúcar
Mantequilla

ELABORACIÓN:
Precalentamos el horno a 180º.

Lavamos y secamos bien las manzanas.

Con un cuchillo descorazonador de manzanas le quitamos el centro con cuidado de no llegar al final para que no se nos salga el relleno por abajo.

Echamos una cucharadita de mantequilla, más o menos, en cada agujero de manzana y encima lo terminamos de llenar con azúcar, toda la que nos quepa.

Disponemos las manzanas preparadas en una fuente de horno e introducimos en el mismo durante unos 35 o 40 minutos a 180º, a media altura.

Dejamos enfriar y listo…

¡QUÉ RICAS!

NOTA: Una vez frías y antes de servirlas se le puede echar por encima de cada manzana un poco de natillas (de las compradas hechas). Así también están muy buenas.