Este fin de semana largo que hemos tenido, estuvimos con Isabel y Jose en la sierra de Madrid, en nuestra casa. Jose Manuel vino preparado con todo lo necesario para preparar unas migas, así que aquí os dejo la receta porque estaban buenísimas…

NECESITAMOS:
Un paquete de migas que ya venden cortadas en panaderías y supermercados
4 ajos bien troceados
Aceite
300 gr. de Secreto ibérico troceado
¾ partes de una pieza de Chorizo troceado
4 lonchas de panceta troceada
1 morcilla de cebolla (no de arroz) troceada
100 gr. de Jamón serrano picadito
Agua

ELABORACIÓN:
Lo primero que tenemos que hacer es poner las migas en un barreño y rociarlas de agua con las manos. A más agua más jugosas quedan, pero también si nos pasamos se apelmazan. Así que hay que cogerles el punto. Mejor quedarse un poco corto. Hay quien cuando las remoja les echa una cucharadita de pimentón y también quedan genial.

Después las removemos bien y las tapamos con un paño de cocina. Las dejamos reposar por lo menos un par de horas.

En una sartén grande echamos aceite, que cubra el fondo, y añadimos los ajos troceados. Cuando estén dorados ponemos las migas que teníamos en el barreño y removemos.

En otra sartén pequeña doramos la panceta troceada, sin echar aceite, y lo volcamos encima de las migas. Las removemos.

En la misma sartén ponemos el chorizo y lo cocinamos sin aceite, hasta que esté dorado. Lo echamos a las migas. Removemos.

A continuación doramos el secreto sin aceite, y lo echamos después a las migas. Las removemos.

A continuación doramos la morcilla, sin aceite, y la echamos en las migas. Removemos.

Por último doramos un pelín el jamón serrano, sin aceite, y lo echamos a las migas. Removemos bien.

¡Listas!

Las servimos acompañadas de huevo frito, que ponemos encima de las migas.

Nota: Si queremos facilitarnos las cosas, podemos utilizar los envases de chorizo troceado, bacon troceado y jamón serrano troceado y también queda bien. Y si no tenemos secreto le podemos echar pollo troceado y perfecto.

¡Que aproveche!