Esta receta resulta sana, sana. Se hace en poco tiempo y está muy rica. Una forma más de comer verduras de otra manera y combinándolas con la pasta y el pavo es muy completa. Nosotros la comemos como plato único, aunque la verdad es que solemos repetir.

NECESITAMOS:
400 gr. de Pasta de Pajaritas (yo uso la de Gallo)
1 bolsa de Verduras para freír Verdifresh de Mercadona
1 bolsa de Salteado de verduras Verdifresh de Mercadona
350 gr de Solomillo de pavo troceado (los vegetarianos esto lo pueden obviar)
4 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
Pimienta recién molida
2 hojas de Laurel
Sal

ELABORACIÓN:
En una sartén ponemos el aceite, calentamos y echamos el pavo salpimentado. Doramos un poco y reservamos.

A la vez, ponemos en una olla agua a hervir con 3 cucharaditas de sal y el laurel. Cuando hierva echamos las pajaritas a cocer y las mantenemos el tiempo que indique el fabricante de la pasta.
En el mismo aceite en el que hemos hecho el pavo echamos las dos bolsas de verduras, rehogamos bien y añadimos sal y pimienta al gusto. Si nos gusta más especiado, podemos añadirle un toque de nuez moscada, pero esto es opcional. A mí sí me gusta, pero no siempre se la pongo. Pasados 5 – 7 minutos añadimos el pavo que teníamos reservado, removemos bien y apartamos del fuego.

Cuando estén cocidas las pajaritas, las escurrimos y, sin echarles agua, las añadiremos a las verduras con el pavo que ya tendremos hechas. Volvemos a remover y ponemos al fuego por unos minutos para que todo tome sabor. Probamos y añadimos sal y pimienta si fuera necesario. ¡Listo!

NOTA: A la hora de servirlo, pongo en la mesa salsa de soja para el que le guste darle este toque diferente. Mi hija María siempre se apunta a esto. Si vais a usar salsa de soja, no echéis mucha sal a la hora de hacer las verduras con el pavo, porque la soja ya aporta bastante. Yo por eso lo suelo dejar un pelín soso, que siempre tiene arreglo.