Estas son las pastas que hacíamos en casa de mi madre cuando alguien llamaba que venía a tomar café y te pillaba sin una galletita que ofrecerle. Son muy sencillas de hacer y para una sobremesa o tomar un café están fenomenal. Se hacen en un pispás.

NECESITAMOS:
9 rebanadas de Pan de molde
Leche condensada
Almendras picadas

ELABORACION:
Precalentamos el horno a 180º.
Quitamos el borde al pan de molde, partimos cada rebanada en dos y las disponemos en la bandeja del horno, en la que previamente hemos puesto un papel de horno.

Untamos cada mitad de rebanada con leche condensada generosamente y encima disponemos los trocitos de almendras.

Metemos en el horno a media altura durante 15- 20 minutos o hasta que las rebanadas estén doraditas. Depende de cada horno. Dejar enfriar, y listas…

¡Que aproveche!