Esta receta le gusta mucho a los niños. Se puede dejar preparada y gratinar a la hora de comer. Nosotros la tomamos como plato único acompañado con una ensalada.

NECESITAMOS:
600 gr de carne picada de ternera
1 pimiento verde
1 trozo de pimiento rojo
1 cebolla mediana
1 ajo gordo o 2 medianos
300 gr de tomate frito
300 gramos de champiñones
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta molida (opcional)
650 gr de puré de patatas
Queso rallado para gratinar

ELABORACIÓN:
En una sartén grande ponemos 4 cucharadas de aceite a calentar a fuego medio- alto. Le añadimos la cebolla y los ajos muy picaditos.

Cuando esté rehogado le añadimos el pimiento verde y el rojo lavados y bien picados. Le damos unas vueltas y ponemos la carne.

Cocinamos bien y echamos los champiñones lavados y picados. Salpimentamos al gusto. Les damos unas vueltas y cocinamos unos 5 minutos y añadimos el tomate frito. Dejamos cocer unos minutos y reservamos. Hacemos el puré de patatas.

Precalentamos el horno a 200º solo gratinador.
En una fuente que podamos meter al horno echamos el preparado de la sartén, encima el puré de patatas y a continuación el queso rallado. Metemos en el horno y gratinamos hasta que el queso esté dorado.

Nota: Si hemos preparado la receta con antelación y está fría, el horno lo precalentamos no solo con gratinador para que se caliente la fuente completa y se dore a la vez.

¡QUE APROVECHE!