Receta sencillita, unas patatas cocidas a las que le añadimos una salsa diferente, con huevo crudo batido, cebolla y pimentón. Nosotros la tomamos como plato único y por supuesto acompañado de una ensaladita.

NECESITAMOS:
1.5 KG de patatas (para 4 personas) peladas y partidas en trozos grandecitos.
4 huevos
1 cebolla y media (si tenemos cebolleta mejor)
3 cucharadas de Vinagre de vino
6 cucharadas de aceite
Sal
2 cucharaditas de pimentón dulce
1 poco del líquido de cocer las patatas

ELABORACIÓN:
Una vez que tenemos partidas y lavadas las patatas las ponemos a cocer en una olla con abundante agua y 2 cucharaditas de sal. Las dejamos cocer durante unos 15 o 20 minutos hasta que estén tiernas, y mientras vamos preparando la salsa.

Para ello batimos en un bol muy bien los huevos. Picamos muy menudita la cebolla y se la añadimos al huevo, junto con las dos cucharaditas de pimentón, el vinagre, el aceite y 1 cucharadita de sal. Removemos todo muy bien y le podemos poner un poco del líquido de cocer las patatas.

Cuando las patatas estén cocidas las escurrimos y, en caliente, le añadimos el aliño preparado. Mezclamos bien y listas para servir…

¡Que aproveche!