Nosotros el pisto lo comemos acompañado con huevo frito, pero también admite filetes o pescado, a gusto.

NECESITAMOS:
1 kg de tomate frito
2 Calabacines bien picados
2 Pimientos rojos bien picados
1 Pimiento verde grande bien picado
1 Cebolla picadita
Sal
Aceite de oliva

ELABORACIÓN:
Cubrimos con aceite la base de una olla, echamos la cebolla picada y la pochamos.

A continuación añadimos el pimiento verde y rojo, rehogamos bien durante unos 5 minutos a fuego medio y después echamos el calabacín. Salamos un poco. Removemos y dejamos hacer durante 5 o 10 minutos.

Pasado este tiempo añadimos el tomate frito, volvemos a remover y dejamos cocer durante 15 minutos, más o menos, a fuego lento.

Movemos la cacerola con las dos manos de vez en cuando y listo…

¡Que aproveche!