Esta es, yo creo, una de las recetas más importantes en mi casa, porque sin caldo para una buena sopa mis hijas y yo no podemos estar. Hay semanas que la podemos tomar dos o tres veces, tanto en la comida como en la cena. Nos encanta… Yo tengo siempre en la nevera al menos un tarro con caldo.

Una vez hecho se puede congelar, pero cuidado, porque si lo congelas en tarro de cristal tienes que dejarlo sin llenar del todo (porque el líquido al congelarse aumenta su tamaño y puede hacer estallar el tarro). Yo lo congelo en un bol de plástico que tampoco lleno, para que no rebose.

NECESITAMOS:
¼ kg de Morcillo de ternera
1 pechuga de Pollo o media pechuga y algún esqueleto
1 punta de Jamón
1 hueso de Espinazo
1 trocito de Tocino ibérico salado
1 hueso de Ternera, mejor de rodilla
2 pastillas de caldo de pollo Avecrem
Sal
150 gr de Garbanzos

ELABORACIÓN:
En un pequeño barreño con agua muy caliente colocamos el morcillo, el pollo, la punta de jamón, el hueso de espinazo, el tocino y el hueso de rodilla. Dejamos reposar hasta que el agua se enfríe, y lo introducimos en una olla a presión con agua hasta la mitad más o menos. Al pollo le quitamos la piel, y raspamos un poco el resto de ingredientes con un cuchillo para que queden limpios.

Por otro lado, también echamos los garbanzos en un bol con agua y los dejamos reposar el mismo tiempo que la carne. Después los metemos en una malla o red para garbanzos y se echan en la olla junto con los ingredientes anteriores. Hay quien no pone garbanzos en el puchero porque luego no los usa. Nosotros los tomamos mezclados con la sopa, y los que sobren, si no nos los comemos con la sopa, los reutilizamos haciendo garbanzos con chorizo y tomate.

Ponemos todo a hervir junto con una cucharada de sal, y cuando está todo hirviendo lo espumamos, es decir, pasamos una espumadera por la superficie para quitar los restos que suben de lo que está cociendo. A continuación se tapa la olla y cuando esté al máximo lo mantenemos 20 minutos. Apagamos y dejamos enfriar.

Cuando podamos abrir la olla, añadimos 2 pastillas de caldo avecrem y la llenamos de agua. Hervimos 40 minutos o más, a fuego medio, cubriéndola con una tapadera, pero dejando una rendija. Después añadimos más agua hasta que esté llena la olla de nuevo. Volvemos a hervir. Probamos el punto de sal, y si es necesario añadimos un poco.

Cuando esté templado, quitamos los huesos, reservamos la carne de ternera, de pollo y el tocino para tomarnos una pringá (mezcla muy picadita de los tres ingredientes que cada uno hace en su plato) y con lo que sobre podemos hacer croquetas…

Colamos el caldo y con parte del mismo hacemos la sopa de fideos o arroz. El caldo sobrante podemos guardarlo en la nevera o en el congelador en tarros o boles.

¡Que aproveche!