M. Carmen Román

Empecé a cocinar al lado de mi madre cuando era muy joven, por aquello de ayudarla los sábados porque nos juntábamos muchos a comer en casa. Para echar una mano me metí en la cocina con ella y me gustó.

Yo soy economista y trabajé como tal durante muchos años, pero cuando nacieron las niñas lo dejé.

De mayor mi suegra me enseñó recetas que a mi marido le gustaban, y de ahí poco a poco…

Mi cocina es sencilla, rápida, al alcance de todos, y con buenos ingredientes.

En este blog mi mano derecha es mi hija María, que es la que más me ha animado a hacerlo y la que lleva el soporte técnico. También hice el blog por mi hija Carmen, que se independizaba y no sabía cómo cocinar mis platos. Ella me decía: “mamá, este es tu legado”.

Y por ellas me metí en esta aventura.