Esta es una sopa que siempre sienta bien, con verduritas y si queremos, con pollo picadito. Muy fácil y muy sana.

NECESITAMOS:
1 Bolsa da sopa juliana (yo uso la de mercadona)
1 Patata mediana o 2 pequeñas troceada pequeñitas
Pastilla de caldo de pollo (yo uso Avecrem)
Sal
½ Pechuga de pollo sin huesos (opcional)
1 litro de agua, más o menos

ELABORACIÓN:
Ponemos la bolsa de sopa juliana en un escurridor, la lavamos y la echamos en una olla.

A continuación le añadimos la patata pelada y troceada, la pechuga entera sin partir, la pastilla de caldo y el agua que lo cubra todo y un poco más. Lo ponemos a fuego fuerte y cuando empiece a hervir lo bajamos a fuego medio, manteniéndolo durante unos 40 minutos (si no ponemos el pollo serán suficiente con 25 minutos).

A mitad de cocción probamos el punto de sal y añadimos lo que consideremos necesario.

Pasado el tiempo de cocción sacamos la pechuga a un plato y la dejamos enfriar.

A continuación la picamos y se lo añadimos a la olla. Le damos unas vueltas para que se mezcle bien el pollo, calentamos un poco y ¡listo para servir!

¡Que aproveche!