De la cocina oriental presentamos hoy esta receta que en casa hacemos de vez en cuando para deleite de mi hija María y mío también. Nos gusta mucho.

NECESITAMOS:
400 gr de salmón (que hemos tenido congelado al menos 72 horas)
300 gr de arroz Sundäri para sushi (yo lo compré en Carrefour)
360-380 ml de agua
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de azúcar
4 cucharadas de vinagre de arroz (en Carrefour)
1 pepino
Salsa mayonesa normal o de ajo
2 hojas de algas Nori (las hay en Carrefour)

ELABORACIÓN:

Preparamos el salmón:
Para el niguiri lo laminamos cuidadosamente y pequeñito. Hacemos unas 20-30 láminas más o menos.

Para el maki lo cortamos en tiras y aprovechando los trozos que no nos valgan de las láminas.

Lo guardamos en la nevera mientras que preparamos el arroz.

 
Preparamos el arroz:
Ponemos el arroz en un colador y lo ponemos bajo el chorro del agua del grifo y con un bol debajo. Lo lavamos hasta que el agua de lavarlo quede transparente. Tenemos que quitarle todo el almidón.

En una olla echamos el agua y el arroz. Tapamos bien para evitar que el vapor salga, ponemos el fuego al máximo y cuando empiece a hervir lo bajamos al mínimo y cocemos durante 10 minutos.

Pasado este tiempo apagamos y sin levantar la tapa dejamos reposar otros 10 minutos.

Mientras tanto partimos el pepino en tiras. Reservamos. En un bol ponemos el vinagre de arroz, la sal y el azúcar. Introducimos en el microondas durante 20 segundos, sacamos y removemos bien hasta que se disuelva la sal y el azúcar. Reservamos.

Cuando el arroz esté listo lo pasamos a una fuente amplia de cristal o loza, le añadimos el bol con el vinagre y removemos bien y abanicando con un abanico a la vez para que se enfríe el arroz. Cuando esté templado ya podemos utilizarlo.

 
Para el niguiri:
Formamos, con las manos mojadas en agua para que no se nos pegue el arroz, unas pequeñas montañitas y colocamos encima una lámina de salmón.

 
Para el maki:
En una esterilla de bambú o madera ponemos una hoja de alga nori con la parte más brillante hacia arriba. Sobre ésta extendemos por toda ella una capa fina de arroz con ayuda de las yemas de los dedos y dejamos en la parte final 1 cm. sin arroz para que se pueda cerrar.

En el centro más o menos extendemos el salmón en tiras, el pepino y la mayonesa de ajo. Ayudándonos de la esterilla procedemos a cerrar el alga ejerciendo presión para que quede bien formado el rulo. Cortamos las puntas, que desechamos y los metemos en la nevera hasta la hora de partirlos para servirlos.

A la hora de cortarlos, lo haremos con un cuchillo bien afilado y que pasaremos por agua fría entre corte y corte para que nos sea más fácil y preciso el corte.

 
Ambas preparaciones las servimos acompañadas de salsa de soja para mojar tanto el niguiri como el maki.

¡QUE APROVECHE!