Esta es de las recetas que a mi hija María le encanta y yo feliz de hacerla porque come verduras, hidratos de carbono y pollo. Sano, sano y rico, rico. También se puede hacer con unos fideos finos chinos que venden en supermercados pero a nosotros nos gusta más con tallarines.

NECESITAMOS:
350 gr de tallarines (para 4 peronas)
1 calabacín
2 zanahorias medianas
1 cebolla
2 ajos
1 pimiento verde
½ pimiento rojo
Jengibre
2 cucharaditas de Azúcar
Sal
Salsa de soja
Aceite de oliva virgen extra
4 filetes de pollo en tiras

ELABORACIÓN:
Cortamos todas las verduras en juliana (calabacín, zanahorias, pimientos y cebolla).

En una sartén grande echamos aceite de oliva que cubra el fondo y salteamos el pollo que hemos salado un poco. Reservamos.

En el mismo aceite y a fuego medio-alto echamos la cebolla y el ajo, le damos una vueltas, añadimos la zanahoria y a continuación los pimientos.

Rehogamos bien y ponemos el calabacín. Añadimos un poco de sal. Doramos la verdura durante unos 15 minutos a fuego medio y tapada dándole unas vueltas de vez en cuando. Luego echamos el trozo de jengibre rallado. Removemos bien y reservamos.

En una olla ponemos agua a hervir con sal para cocer los tallarines. Cuando hierva los echamos y los mantenemos según las indicaciones del fabricante.

Cuando los tallarines estén listos los añadimos a la sartén de las verduras y rehogamos bien, echamos el pollo y salsa de soja hasta que coloree un poco los tallarines. Echamos dos cucharaditas de azúcar y removemos bien. Rectificamos el punto de sal si fuera necesario y listo…

¡QUE APROVECHE!