Una manera de comer espinacas es combinarlas con pasta. A mis hijas esta pasta, como lleva salsa roquefort, les gusta mucho y así comen verdura sin darse ni cuenta.

NECESITAMOS:
1 bolsa de Espinacas de Mercadona
1 cuña de Queso Roquefort de 100 gr.
300 gr. de nata liquida para cocinar, yo uso la Asturiana
400gr. de Tallarines (para 3 – 4 personas)
Sal
2 hojas de laurel
Agua para cocer la pasta

ELABORACIÓN:
En una olla grande echamos agua, 3 cucharaditas de sal, las dos hojas de laurel y la ponemos a fuego fuerte. Cuando hierva, echamos los tallarines y los dejamos el tiempo que indique el fabricante. (Los escurrimos y sin lavarlos los echamos en la salsa de roquefort con espinacas que ya tenemos preparada)

Mientras se cuece la pasta, hacemos la salsa con las espinacas. Para ello ponemos en una sartén grandecita la cuña de queso roquefort, a fuego medio para que se vaya deshaciendo el queso.

Cuando ya esté derretido le añadimos la nata, removemos bien y añadimos las espinacas que previamente hemos lavado y quitado los rabitos.

Le damos unas vueltas y dejamos 10 minutos, hasta que las espinacas estén hechas. A continuación, echamos la pasta ya cocida. Removemos bien y ¡listo!

¡Que aproveche!