Esta es la primera tarta que yo aprendí a hacer cuando tenía 12 o 13 años. La hacía la madre de una amiga del colegio, y desde entonces en casa no ha faltado en los cumples de mis hijas, y de postre, fresquita, está rica rica.

NECESITAMOS:
3 paquetes de galletas María dorada.
Chocolate a la taza espeso. Para hacerlo necesitamos 200 gr de chocolate a la taza Valor, 1 litro de leche, 35 gr de maicena y 1 pellizco de sal. Yo lo hago en la Thermomix, pero también se puede hacer en un cazo con los mismos ingredientes y sin dejar de remover para que no se pegue en el fondo.
1 plato de leche para remojar las galletas.

ELABORACIÓN:
Vertemos el chocolate troceado en la Thermomix y lo rallamos con 5 golpes de turbo. Incorporamos la leche, la maicena y la sal y programamos 9 minutos, 90º, velocidad 4.

Lo reservamos hasta que esté frío, o por lo menos templado.

Una vez que tenemos enfriado el chocolate, en un molde de unos 22 cm desmoldable o no, procedemos a poner una capa de galletas que hemos pasado ligeramente por el plato de leche.

A continuación una capa generosa del chocolate, otra de galleta mojada en leche, otra de chocolate… y así hasta llenar el molde, más o menos, terminando en una capa de chocolate.

La tapamos con papel de aluminio y a la nevera hasta que esté bien fría. Yo la hago de un día para otro.

La desmoldamos y decoramos al gusto. Si utilizamos un molde de cristal la podemos decorar antes de meterla en la nevera y después solo nos queda servirla y lista…

¡Que aproveche!