Para cenar y acompañada de una ensaladita de tomate, esta tortilla está rica, rica.

NECESITAMOS:
4 o 5 huevos
2 manojos de espárragos, mejor finitos
Agua para cocerlos
Sal
½ cebolla mediana
3 cucharadas de aceite

ELABORACIÓN:
Doblamos cada espárrago y por donde se parta es lo que vamos a utilizar. La parte del final se tira. Los lavamos. Los cortamos pequeño, más o menos en trozos de 1 cm o menos.

En un cazo u olla, ponemos los espárragos cortaditos a cocer con agua, que los cubra, y una cucharadita de sal. Lo mantenemos unos 10 minutos. El tiempo de cocción dependerá de cómo sean los espárragos de finos. A más gruesos, más tiempo. Pasado este tiempo, los escurrimos y reservamos.

En una sartén ponemos 3 cucharadas de aceite a calentar y añadimos media cebolla picada. Rehogamos y añadimos los espárragos que teníamos reservados. Cocinamos unos minutos.

En un bol echamos 4 o 5 huevos y 4 o 5 pizcas de sal. Batimos bien y añadimos los espárragos que teníamos rehogados con la cebolla. Revolvemos bien.

En una sartén antiadherente ponemos una cucharadita de aceite y añadimos el bol de los huevos con los espárragos. A fuego lento, removemos un poco y dejamos que se haga poco a poco. Pasado unos minutos y ayudados por una tapadera o por un plato llano le damos la vuelta a la tortilla y la hacemos por el otro lado. Cocinamos unos minutos. Y a comer…

¡QUE APROVECHE!