Qué ricas están estas tortitas!! Tanto para desayunar como para merendar son una opción estupenda, y tan fácil de hacer que no dan pereza ninguna ponerse a hacerlas.

NECESITAMOS:
1 tazón de harina (saldrán unas 10 u 11 tortitas)
1 tazón de leche (yo usé semidesnatada)
1 cucharada sopera de levadura
1 huevo
1 pizca de sal
Mantequilla para untar la sartén

ELEBORACIÓN:
En un bol grande mezclamos la harina, la leche, la levadura, el huevo y la pizca de sal.

Revolvemos con las varillas o con la batidora hasta que esté todo bien mezclado.

Calentamos una sartén pequeña antiadherente con una pizca de mantequilla a fuego medio, y con un cucharón vamos echando la masa en la sartén.

Cuando empiece a hacer pompitas le damos la vuelta con ayuda de una espumadera, le mantenemos unos segundos más de ese lado y la sacamos a un plato.

Y así, pizca de mantequilla y cucharón de masa, hasta acabar con la mezcla y listo…

Las podemos acompañar con miel y frutas (kiwi, plátano, mandarinas, fresas….), ó con nocilla/nutella (previamente calentada en el microondas para que esté más liquida) y plátano, ó con nata y sirope de fresa o chocolate…

¡Que aproveche!